Facebook Twitter RSS

Director General: Pedro Ricalde Arjona


Domingo, 19 de Enero del 2020
Num. 1041

LUCES Y SOMBRAS

Para poder plantar en la tierra árboles, plantas o arbustos es necesario tener un conocimiento de la botánica y de la realidad que se está viviendo, de esa manera se podrán hacer infinidad de trasplantes.
No se puede trabajar en un lugar desconociendo la labor de cuanto se hace pues en vez de ayudar y servir se podrá causar estragos en vez de beneficios.
Arrancar o sacar una planta para colocarla en otro sitio no es como poner un objeto en otro lugar más estético. No es sólo por gusto el llevar la planta a un lugar cerrado o abierto.
¡Cuántas veces se ve que aquella planta que cambiamos de su lugar se ve triste y las hojas marchitas! Al observarla se nota que “no le gustó el cambio” por eso estar en un lugar no apropiado puede causarnos alegrías o tristezas, enojos o tranquilidad, desesperación o empeño,  por ello los lugareños dicen de las plantas que son de sombra o de sol o que incluso entre sol y sombra. Claro que son expresiones que adoptamos para calificar la diversidad de las plantas.
Entre nosotros también existen personas de sol y de sombra, personas que les gusta la luz, la alegría, el encuentro con los demás y el apreciar todo lo bueno que la vida nos va mostrando. Pero también existen personas que “les gusta” la sombra, el hacer el mal y todo lo que sea negativo o huela a venganza.
Hay quienes se gozan de estar en la sombra o en el mal y el pecado. Su vida transita por los caminos del gusto y el rencor.
Para vivir en la sociedad moderna es necesario saber si lo que se hace está bien o mal, si lo que se dice es correcto o incorrecto.
No se puede vivir al arbitrio de los gustos y del sin sentido de la vida.
Así como existen leyes para que las plantas crezcan según su especie así también en la naturaleza el hombre tiene sus leyes que ha de observar para vivir en la felicidad y tranquilidad y no marchitarse como las plantas que al cambiarlas de su hábitat se secan y se mueren.
El hombre necesita de su ambiente próspero y positivo, alegre y creativo para cumplir su cometido en esta vida.
Las leyes se encuentran en la naturaleza y observarlas dan belleza a quienes las siguen. Por ello el hombre con la capacidad de la inteligencia que ha recibido del Creador para seguir el camino recto de la vida ha de usar cuanto esté de su parte para vivir en su ambiente próspero.
------------------
Sólo para reflexionar
 

Lo mejor de

 

 

 

 

 

 

 

Los Países que más nos visitan

Facebook    Siguenos

La Opinión de hoy