Facebook Twitter RSS

Director General: Pedro Ricalde Arjona


Domingo, 19 de Enero del 2020
Num. 1041

LO DIJO SAVATER.

Ustedes me van a disculpar (espero que sí), pero yo no sabía que existía una persona que se llamara así y a qué se dedicaba (por supuesto que él tampoco sabe que yo existo y que no me dedico a nada fuera de andar de criticón, así que estamos iguales), pero ya lo dijo Savater. En la edición de un rotativo de muy grande circulación en el Estado, apareció la noticia de que un filósofo Español de nombre Fernando Savater, en unos comentarios vertidos en la ciudad de Puebla, el día de una conferencia que se llamó “Legalidad y Ciudadanía”, dijo literalmente lo siguiente: “…la libertad no existe sin la seguridad y esta se quebranta cada vez más mientras exista impunidad.”
    Como un comentario más, se dice que dicho filósofo manifestó que, no es necesario hacer nuevas leyes, sino cumplir con las ya existentes. Esta última parte de sus comentarios, son como los que siempre he hecho en este espacio a través de varios años. No es necesario hacer nuevas leyes si no cumplen con las existentes, pues con nuevas leyes harán lo mismo que con las antiguas…¡Nada! Muchas personas dicen en relación con la situación de deterioro de las relaciones sociales de nuestro país que las leyes están mal, que las leyes no sirven. Cuando oigo esos comentarios siempre “meto mi cuchara” y les digo que, las leyes no son malas, los malos son los funcionarios encargados de su aplicación que precisamente, no lo hacen cuando deben. ¡Pero bien que lo hacen cuando les conviene! Sabemos que hasta son capaces de inventar los hechos para detener a cualquiera que les perjudique o les importune, aunque solo sea por ser feo, por mi parte, es ahí donde me preocupo un poco. En este punto hasta nuestros hombres ilustres fueron expertos en la materia, pues aunque ustedes no lo crean, uno de los personajes más conocidos y podríamos decir respetados de nuestra historia, fue maquiavélico cuando se expresó de la forma de aplicación de las leyes por exclusión. Efectivamente, se consignó en la historia que don Benito Juárez dijo en alguna ocasión: “A tus amigos trátalos bien, a tus enemigos aplícales la ley.”
    Si es falsa la anterior aseveración, me gustaría que alguien me sacara de mi error y me aclarara si fue o no fue Don Benito quien dijo lo anterior, o en su caso, quien lo dijo. Tal vez lo inventé sin querer. Caso contrario, sostengo lo anterior.
    Como puede verse esa frase se divide en dos conceptos, primero, a tus amigos trátalos bien, pero como está hablando de la aplicación de la ley, ese aserto significa que, a tus amigos no les apliques la ley – lógicamente – aunque la violen. Este es el principio de la impunidad.  Pero la segunda parte de esa misma frase, dice lo opuesto, a tus enemigos, aplícales la ley – la hayan violado o no, pues son tus enemigos, ya que la ley es tan dura y determinante en su aplicación que puede fácilmente dejar fuera de circulación a cualquier enemigo y además precisamente por ese principio de dureza en el resultado de su aplicación, es que previene la comisión de los delitos en general e impide la injusticia, pero si a contrario, se impide la aplicación de la ley como regla general (que es su esencia), se crea la excepción de la misma que es ilegal y su hija predilecta es la impunidad. Ese señor Savater, es un imprudente, mencionar la soga en la casa del ahorcado…en fin, es extranjero.
    Muchas veces he comentado que una de las características de las leyes, es su Generalidad, este principio quiere decir que se aplica todas las veces que se cumpla la hipótesis considerada en el cuerpo o letra de la ley y en contra de cualquiera que quebrante esas hipótesis legales. Es decir, si alguna persona en su actividad diaria, infringe una ley establecida, se le debe aplicar  sin miramientos. Pero en nuestro caso (de nuestro país), los que llamé “miramientos” son más o valen más que las hipótesis contenidas en cualquier ley. Es decir, sus “miramientos” pueden consistir, en sobornos, “chanchullos”, amiguismo, servilismo, compadrazgo, parentesco y todos los “ismos” ya clasificados en nuestra historia y la de otros países que se dan en el nuestro como amarga cosecha infestada de parásitos.
    El comentario de Savater, es una acusación directa contra los políticos y “servidores públicos” o “administradores de justicia” que en lugar de servir, se sirven, desgraciadamente son la mayoría y se comete el error de los encargados de los “medios” (error muchas veces interesado) de que al comentar que en alguna institución hay excepciones, pues hay gente honesta, esto siendo cierto, no es suficiente y de eso se valen los malos funcionarios para pervivir, pues hábilmente se escudan de ese concepto y siguen causando miserias a costa de los más indefensos y viven a cuerpo de rey mientras la mayoría pasa a las filas de los pobres de nuestro país o nos encontramos a un paso de vivir en el error.
    Un funcionario vitalicio de apellido Garizurieta ya fallecido (afortunadamente) y al que le decían “El Tlacuache”, dijo con conocimiento de causa lo siguiente: “Vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error.”
    Esta máxima es de muy clara vigencia actualmente y casi siempre lo ha sido en nuestro país, en donde todos se esfuerzan en atacar a la llamada “iniciativa privada” y cantar loas al socialismo (mientras cobran sus “dietas”) y no me refiero en especial al “diputarado” Fernández Noroña, sosteniendo que la privatización es el mal de todos, cuando se les olvida que solo la iniciativa privada produce trabajo que no depende de ingresos cautivos, es un trabajo creador y no cautivo, a la iniciativa privada le pertenece el país, pues todos los que no tenemos sueldos del gobierno ni somos herederos de grandes fortunas ligadas a la política o al narco tráfico, tenemos que trabajar diario e inventamos trabajos para – de manera directa o indirecta – pagar impuestos los cuales son “administrados” por los funcionarios públicos de todos los colores partidarios. Esto último también lo he dicho de manera sostenida y de diferentes formas, los pobladores (comunes y corrientes) somos los más importantes tanto del gobierno como del país, pues un gobierno con pobladores pobres, incultos y enfermos, es igualmente un gobierno o un país, pobre,  inculto y enfermo, que siempre está a un “tris” de ser colonizado o invadido por fuerzas superiores vengan de donde vengan. Así que, ¡¡Mucho Ojo!
    Pero el contenido de este comentario lo dijo Savater, no yo, conste. Para terminar, creo que es justo ponerles algo de dicho personaje. Fernando Savater (San Sebastián 21 de Junio de 1947). Filósofo, activista y escritor Español. Novelista y autor dramático. En 2008 fue galardonado con el “Premio Planeta” por su novela “La hermandad de la buena suerte”. Su obra compuesta por medio centenar de obras e innumerables artículos periodísticos, ha sido traducida al inglés, francés, sueco, italiano, portugués, alemán, japonés y danés. De pensamiento afín al de Friedrich Nietzsche, se le debe la traducción de uno de los pensadores más notables del nihilismo contemporáneo Emile Michele Ciaran. Es todo un “trabuco”, ¿no creen?
 

Lo mejor de

 

 

 

 

 

 

 

Los Países que más nos visitan

Facebook    Siguenos

La Opinión de hoy