Facebook Twitter RSS

Director General: Pedro Ricalde Arjona


Domingo, 19 de Enero del 2020
Num. 1041

INCONFORMIDAD POR LA CERRAZÓN PARA EL USO DE UN RING PARA ESCUELA DE LUCHA LIBRE

Los papás de los alumnos de la escuela de lucha libre están muy molestos por esta decisión

                     De nada ha servido que se haya gestionado un ring para la escuela de lucha libre, porque simplemente no se utiliza, las autoridades deportivas argumentan que para utilizar este cuadrilátero es necesario cumplir muchas formalidades, la más importante no se puede mover de colonia en colonia.
Desde tiempo atrás las autoridades deportivas capitalizaron la escuela que había formado el gladiador “Tormenta Roja” y gestionaron un ring ante un programa federal, el detalle es que desde que llegó el escenario, prácticamente fue para meterlo a una bodega.
Esta decisión de no poder mover a ningún lado el ring, con el argumento de que hay lineamientos que se deben seguir, es una auténtica “estupidez”, porque entonces para qué gestionar algo sino se va usar, sino se va fomentar el deporte en las colonias como debería ser,  no para que la estructura esté en bodegas, en oficinas o en un solo lugar.
Esta decisión “cerrada” de la autoridad deportiva ha generado malestar entre los papás de los niños que practican lucha libre, ya que consideran que solo fueron utilizados para lograr beneficios de este programa federal, ya que los menores no están usando normalmente este ring que se supone se consiguió para ellos.
La lucha libre infantil y juvenil ha tenido alti bajos en Cozumel, pero con estas decisiones de escritorio no se abona para un mejor desarrollo de esta disciplina. “Tormenta Roja” es quien mantiene una lucha constante para que los jóvenes se queden en la escuela, ya que desafortunadamente muchos de estos niños vienen de colonias conflictivas y con problemas en el hogar, por lo que a través de la lucha libre se pretende inculcarse una actividad sana.


 

Galería

Lo mejor de

 

 

 

 

 

 

 

Los Países que más nos visitan

Facebook    Siguenos

La Opinión de hoy