Facebook Twitter RSS

Director General: Pedro Ricalde Arjona


Sábado, 17 de Agosto del 2019
Num. 1007

Expresso

Por Víctor Hernández

“El dinero no es la felicidad… pero que bien se siente tener un billete de 500 pesos en la bolsa”.
El incremento salarial, ese sueño guajiro que todo asalariado tenemos, está lejos de concretarse. Ahora es un estándarte político de quienes en 12 años no lograron concretar nada. Me refiero a quienes han gobernado a través del PAN, y también los del PRI, porque en cuestiones políticas los intereses de todos los bandos están inmiscuidos, incluyendo los del PRD que hacen mucho ruido para tan pocas nueces.
El tema en el sector empresarial cayó como bomba. Ninguno quiere perder, argumentando una posible crisis, señalando que para lograr un incremento en los salarios se debe contar con algunos contrapesos. Nadie quiere perder.
Los salario mínimos seguirán en eso, en mínimos. Nadie quiere hacerlo, porque nadie querrá apostar a perder parte de sus ganancias, y nadie querrá quedarse atrás en materia política al declarar y decir. Por tanto seguirá igual.
Es una lástima. Tantos pros y contras. En fin, de llegarse a incrementar el salario por ende se llega a tener mayor poder adquisitivo, y por consiguiente el incremento de deuda. Estos temas por sí sólos ya llevan la mayoría de las implicaciones sociales y económicas de un tema del que, y recuérdelo bien, será asunto de todos los días en el siguiente proceso electoral.
Todos opinarán, todos sabrán, y todos prometerán. Pero, como alguien me dijo alguna vez, los hechos y no las palabras valen.
Chanito de gira
Sin dormirse en sus laureles y en plena y “discreta” exposición priísta de los gallos para la diputación federal, José Luis Toledo Medina “Chanito”, diputado presidente de la gran comisión del congreso del Estado anduvo por la isla.
Desayunó con medios de comunicación y habló de su cercanía con el presidente municipal de Cozumel, Fredy Marrufo Martín. Abordó temas cuestionados por algunos representantes de medios. Dijo del incremento de salarios debe ser un asunto de ciudadanos y no de colores partidistas, aunque hizo puntual referencia a la necesidad de ello y de lo que el PRI, su partido, puede hacer a través de los gobernantes extraídos de la organización política, en ese orden o viceversa.
Comentó sobre la Ley de Islas en avance dentro de la XIV Legislatura. Precisó algunos puntos partidistas y de sus actividades con varios sectores del partido en Cozumel. En resumen, el paseo del gallo dentro del gallinero.
Encuesta azul
Ya sobre el asunto del incremento salarial, llamó la atención las encuentas y recabación de firmas que el PAN ha venido realizando en la isla en miras a lograr el aclamado incremento salarial.
Insisto, después de 12 años no se logró ¿Se logrará ahora que no están en el poder? ¿Lo hará el PRI? Tal vez ninguno. Lo cierto es que firmé, porque como diría mi abuela, en tiempos de tempestad ecomiéndate a todos los santos aunque a niguno le prendas su veladora.
La lotería de la “Divina Providencia”
En estos tiempos donde nada es incierto sino todo lo contrario y paralelo, se llega a este punto en el que la incertidumbre se asoma y cala por todos lados.
La inseguridad en Cozumel es una bola cantada como se dijera coloquialmente. En una ciudad donde se ha notado un crecimiento a grandes zancadas es lógico que sus males crezcan.
Hace algunos años se tenían quejas en la policía municipal sobre mujeres golpeadas, ebrios e impertinentes, si acaso uno que otro ladrón. Ahora son más los ladrones y nuevamente los ebrios e impertinentes y un poco menor la violencia intrafamiliar, aunque sigue existiendo.
El caso es que la situación de inseguridad en muchos de los sectores de la ciudad ya es intolerable al grado de “ponerse a pechito” con el sólo salir a la calle a deshoras y en zonas solitarias, y en las que no también.
Aunque se diga que el mayor porcentaje de la seguridad recae en nosotros como ciudadanos, es también importante señalar la ausencia de la prevención, que corresponde a la “policía municipal preventiva”, y cuya operatividad se ha centrado en detener borrachines y ladronzuelos que luego son liberados por las instancias ministeriales.
Aquí hace falta realmente prevención y no es suficiente el cerrar puertas y ventanas, encerrarse a piedra y cemento. Ahora es momento de ver la verdadera capacidad de reacción y prevención asumiendo las responsabilidades de cada sector.
Michou y Mau
No hace muchos días, la representante de la Fundación Michou y Mau IAP, Patricia Suparez Castellote, acudió a la isla para firmar un convenio de colaboración con el DIF municipal que preside Gina Ruíz de Marrufo. Con este convenio se garantiza que la fundación encargada de apoyar con traslados a niños que han sufrido de quemadurras graves a hospitales del país y el extranjero, aporte su material didáctico sin costo alguno para ser dado a conocer en el municipio.
Imporate y loable labor la que realiza esta fundación. En verdad que es importante prevenir y en caso de que suceda existe esta organización altruista para atender a quienes lo requieran. Aquí el número de emergencias (Quematel): 01800 080 81 82 las 24 hrs. los 365 días del año. Donativos deducibles de impuestos a nombre de la Fundación Michou y Mau, I.A.P., cuenta Banamex No. 4153654 de sucursal 0298. A cualquiera le puede pasar…

Lo mejor de

 

 

 

 

 

 

 

Los Países que más nos visitan

Facebook    Siguenos

La Opinión de hoy