Facebook Twitter RSS

Director General: Pedro Ricalde Arjona


Jueves, 21 de Noviembre del 2019
Num. 1007

EL FARO 896

Hay que vivir intensamente la semana santa. Dios, abrazame, toca mi mente para entender tus palabras y practicar tus actos de bondad y caridad, con la gente de Cozumel, que lo pide y necesita.
                          Señor, ten en tu gloria, al joven que se suicidio frente a la tumba de su padre, algo que nunca había pasado en la isla y que tenga en su gloria al señor que fue ultimado en su vivero, lo que igual conmocionó a la ciudad.
                    Oremos y pidamos no solo en esta época de los tiempos en los que Jesùs vivió su calvario y viacrucis, para que sigamos bien en Cozumel, que la inseguridad se esfume y vuelvan aquellos momentos de tranquilidad y felicidad. Amigos, colegas, vecinos, es justo y necesario que  después del trabajo den tiempo a la familia.
                Alcen su cabeza al cielo, vean que hay  cosas más ahí de sus narices. Por el bien de Cozumel, empecemos a despertar y no vivamos el sueño de los justos. Refuercen su fè, no se venzan, mantengan la luz de sus velas y esperemos con alegria la próxima llegada del señor.                                                                      

         A más de  seis meses de llegar al palacio municipal, Perla Tun Pech, todavía no  pone el cimiento de su gestión, tiene su estilo propio, pero no le ha funcionado y no encuentra buenos comentarios de la ciudadanía, su reto es dejar atrás vicios en varios de sus directores , pero como si ni siquiera se conoce su plan de obras pùblicas. Es la alcaldesa número 15 del municipio de Cozumel. Lamentablemente, todo el misticismo que hubo de haber ganado como la primera mujer que llega al gobierno, ha sido opacado por ella misma, con su actitud agresiva, soberbia y alejada de la gente. Si hoy le preguntamos a los ciudadanos de varias colonias, si conocen  su Plan de desarrollo municipal , dirán que NO, todo lo manejan entre ellos al pueblo NADA. Ignoramos que hará con la seguridad pública, con el deporte, el cuidado del medio ambiente, mejoramiento de las condiciones de vida de los Cozumeleños, con  obras y como recuperar el turismo que Cozumel ha perdido en los últimos 15 años. No ha sido positivo, que se cierre a dar información pública, no hay rumbo , para que la gente sepa hacia donde vamos y de donde se tomará el dinero para consolidar proyectos. Han pasado los primeros seis meses y vemos que la nueva alcaldesa de Cozumel, no está dispuesta ni a la reconciliación, ni ha ponerse a trabajar, mucho menos a dar resultados. Es triste que no haya capacidad, para exigirle a sus directores, quienes ganan un sueldazo, acciones que tienen que ver con el desarrollo de la ciudad, con calles, banquetas, parques y escuelas. Igual, nadie  abona esfuerzos para mejorar el turismo , la educación y notamos que hacen ningún enfásis en el desarrollo económico. Si tomamos en cuenta la difícil situación financiera por la que atraviesa Cozumel , su panorama se antoja más difícil,  casi no se tienen recursos y no saben como tocar puertas ni pedir apoyos en las instancias federales para obtener dinero y hacer realidad en un alto porcentaje las obras y programas que recogió en campaña y otras que van surgiendo ahora que se está en la silla del palacio municipal. Hay dos puntos que la alcaldesa, no debe dejar de atender de manera puntual, sino de ahí podrían empezar más problemas, que seguirán empañando su administración. Me refiero a la policía, a la que debe entrar y tener el control de lo que hacen sus jefes policiacos y lo que ocurre en la dirección de fiscalización, que es desgastante, pues empieza a cundir la desmotivación y todo mundo quiere hacer ahí lo que quiera y no debe dejarse. Por lo demás, urge recuperar la limpieza de la ciudad, rescatar y abrir  los campos deportivos. No se puede hablar con la alcaldesa, no va a los eventos públicos, ni hay presencia en las colonias, asi no da confianza. Serà necesario que evalue a varios de sus directores y si hay que cambiar que lo haga, porque hoy la sociedad Cozumeleña exige resultados y funcionarios públicos comprometidos. Nada con la mediocridad. Muchos, están a la espera del CAMBIO prometido. Solo son 2 años. El tiempo pasa y en estos 6 meses, han quedado a deberle al pueblo, por mucho.
                                                           *
            Creo el ambiente ya està listo, por todo lo que està pasando en Cozumel, para que el actual fiscal, Miguel Angel Pech Cen dè una audiencia pública para la gente de Cozumel. Hay muchos casos estancados, que no se resuelven, muchos errores, dudas sobre tramites. A los Cozumeleños, alguien los debe escuchar en materia de procuración de justicia y que no se sientan solos con sus demandas y problemas. Es necesario que  el fiscal y la vice fiscal Rosaura Villanueva Arzápalo vengan màs seguido a Cozumel. Ya nos estàn saliendo como los otros, a quienes no le gustaba venir a la isla, siempre venian de pisa y corre y si podían evitar venir aquí, lo hacian. Pero ahí están los casos de los balazos en Frogs Cozumel, el suicidio en el cementerio, el homicidio en el vivero más otros expedientes de robos de motos, casas y más que no hay detenidos, ni para cuando se resuelvan. Solo unas cuantas veces han venido a Cozumel , según cuando se fueron tomaron nota de las irregularidades ,  las carencias y necesidades de la plaza, prometieron resolverlas y a como va la cosa, no han hecho mucho que digamos. Para empezar es urgente que venga a Cozumel a rescatar el Consejo Ciudadano de Procuración de Justicia, que está sin nadie a la cabeza, ver los buzones de quejas contra funcionarios y las sospechas contra los judiciales. Vemos que la delincuencia, los está rebasando, pero sino se organizan y están en la misma frecuencia los delitos y problemas en Cozumel crecerán y se sumará a los municipios, donde hay miedo , balas y amenazas a empresarios y autoridades.  Por otra parte tienen que venir màs a la isla a ver que pasa con el comandante de la policía ministerial  y el personal de la procuraduría en Cozumel. Luego se necesitan vehículos, personal y combustible porque las quejas de la ciudadanía no avanzan. Sé que el cruce del barco a muchos funcionarios estatales no les gusta por eso olvidan siempre a la isla, pero la responsabilidad es la responsabilidad. Y el fiscal Miguel Angel Pech Cen, tiene muchos pendientes en la isla de las golondrinas.  Hay quienes en Cozumel, creen que este fiscal debe venir a sacarse la espina dando una audiencia pública, para que vea que tantos descuidos hay y que tipo de reclamos les tiene guardados la ciudadanía. Se llevaría una estrella, con su audiencia pùblica, ya que seria uno de los primeros funcionarios estatales que en matería de justicia, escucharía a los ciudadanos de Cozumel.
                                                        *                    

En Cozumel como en otros muchos puntos de la República, el suicidio se ha convertido en un problema de salud pública. En el 2017, ya llevamos dos casos , el ùltimo es un claro ejemplo de que algo se tiene que hacer, porque de quien menos imaginamos que se sale por la puerta falsa, lo hace . Estamos fallando como sociedad, porque no exigimos que las autoridades del DIF Cozumel, se pongan las pilas y creo que ellas se deben sentir mal, porque pese a que es su responsabilidad , sentimos que o no saben que hacer, o no quieren hacer o estàn minimizando el tema, pero esto es un terrible error. Ya gente Cozumeleña, que se creia tenia una estabilidad econòmica, con familia y con buena salud, ha salido por la puerta falsa. ¿Cuántos casos màs asi hay en Cozumel?. ¿Quién està al borde del suicidio y ni lo sabemos ni lo hemos detectado?.  A como van las cosas en Cozumel, con su economia, con su falta de oportunidades, con la falta de actividades para esparcimiento, estoy casi seguro que un porcentaje por minimo que sea de la poblaciòn, alguna vez ya pensò o tiene en la mente, quitarse la vida. . La gente toma esta fatal decisión cuando pierden las esperanzas y no encuentran una solución a sus problemas; con frecuencia se relaciona con una depresión seria, abuso en el consumo del alcohol, drogas o estrés. Las cifras del año pasado 2016, fueron  de 5 suicidios consumados, los intentos de suicidios, son más aterradores,  en el 2015 hubieron 92 intentos y en el 2016, 73 intentaron quitarse la vida, lo que demuestra que  los conflictos amorosos y disgustos familiares son dos de las principales causas que llevan a los ciudadanos a abrir “la puerta falsa”. Por la importancia del suicidio en Cozumel, el combate del mismo debería tener más fuerza. Nuestro municipio actualmente es el cuarto lugar en el Estado en el tema de suicidios, por lo que urge que este fenómeno se tome con seriedad. Se necesita dar vida al Comité Municipal de Prevención del Suicidio. Hay que poner a alguien que si esté interesado en combatir este problema pero que sobre todo, viva en Cozumel. Con simulaciones no podemos seguir y lo peor es que el número de suicidios en este año, podría aumentar si no se hace algo de inmediato para combatirlo. Hay que decirle a las actuales cabezas del DIF Cozumel, que el 10 de Septiembre, TODOS LOS AÑOS, es el dia mundial contra el suicidio, para que lo apunten en su agenda y organicen un evento, una marcha, una conferencia o terapias para familiares con parientes que hayan recurrido al suicidio. O simplemente salir a las calles y decirlo. Pero aquí están apagados, lentos y sin saber como hacerle para fomentar una cultura que contrarreste las actitudes suicidas entre los Cozumeleños.

                                                        *
                    Sigue sin levantar el actual director de la policía Raúl Sánchez Martinez. Débil presencia, en el pueblo no lo conocen, se sabe  que está en el cargo porque necesita dinero, no porque esté convencido y le guste su labor de policía en la isla, que debe ejecutar.  Y como sus jefes NO le exigen, pues se la está llevando tranquilo, como si en Cozumel, la inseguridad no fuera un terrible dolor de cabeza. Hay problemas y serios, el director de la policía está desinformado. No hay que olvidar que la información es poder y queda claro que Rául Sánchez Martinez no tiene información y se le está yendo la policía entre las manos. Es pésimo que siempre haya cerrazón con los medios , no se sabe nada, solo escándalos, fallas y agresiones de policías a ciudadanos. Se nota que está más dedicado a sus cuestiones personales que en atender las necesidades, las inconformidades y la seguridad pública de la ciudadanía. Igual, la sub directora Estela Tun Chan, es una funcionaria desinformada y por ello, le dice mentiras a sus jefes y los exhibe al provocar que caigan en contradicciones, pues nunca se enteran de las pifias y agresiones de sus elementos, hasta que en el face o los medios revientan los casos. ¿En manos de quién estamos?. ¿En manos de quién está la seguridad pública de los Cozumeleños?. Ni se nota que su director es naval retirado, no hay prevención, no hay estrategia,  todo está de cabeza. Hay fallas y los policías no están a gusto con los actuales directores. Los robos crecen, la ciudadanía está insatisfecha con su policía. Pensaron que con un experto en cuestiones navales, podrían tener en Cozumel un modelo de policía, pero vemos que está ocurriendo todo lo contrario. No son ni capaces de manejar con precisión escándalos y problemas que ocurren entre los policías. Al contrario, todo lo quieren ocultar, amenazan a sus elementos para que no filtren información. Mientras los delincuentes hacen de las suyas y se ríen de ellos. Y para mala suerte de Don Raúl Sánchez Martinez,  quien le tiene dejado toda la policía para que maneje Estela tun Chan, èsta ,  le salió fallada. Porque es vengativa, intolerante, grosera y energúmena. Ambos están dando al traste con la seguridad pública de Cozumel. Son un fiasco, ellos lo saben pero los dejarán porque no hay otros y eso es una tragedia para los Cozumeleños. Cuando pensamos que las dos cabezas de la policía iban a dar el ancho y rescatar la policía, nos salieron peores: Le han fallado a los Cozumeleños.

                                                       *
 El gobernador de Q. Roo Carlos Joaquin González  está en todo. Así como atiende a gente en la audiencia pública, entrega obras y está en movimiento en casi todos los municipios. Se da tiempo para ir al Tianguis Turístico de Acapulco para promover el estado, anuncia obras de calles y agua potable  y esta vez se dio tiempo para intensificar las acciones para frenar la presencia de delincuentes en Cancun, Playa y otras partes de la Riviera Maya, donde se concentra en mucho el 90% del turismo que llega a tierras Quintanarroenses. Y el gobernador y su equipo , sabe que NO debe dejar correr por mucho tiempo los casos, de muertes , agresiones, balazos y ataques a empresarios por la delincuencia organizada, pues podrían enquistarse y será difícil que los saquen del estado.  Sin duda que el gobernador, aprovechó su viaje al DF y evento donde estuvo el presidente Peña Nieto, para gestionar ayuda con militares a favor del emporio turístico más importante de Latinoamericana, como es CANCUN.  La respuesta fue inmediata y llegaron a Q. Roo, alrededor de 600 militares, que se encargarán de recorrer calles, colonias, todas las ciudades de Q, Roo, que han mostrado signos de violencia e inseguridad.  El gobernador  siguió la regla y se comunicó de inmediato con el secretario de gobernación Miguel Angel Osorio Chong, quien vino al estado a dar apoyo total para las acciones que se toman y pegar contra la pared y detener a todos los grupos delictivos que se pelean la plaza de las drogas en Cancun y la Riviera Maya.  Todos se están aplicando, igual el alcalde de Cancun, Remberto Estrada barba, gestionó con los altos mandos de la policía, la presencia de 400 policias federales para aumentar la seguridad de  su municipio,  esas alianzas del ayuntamiento de Benito Juárez y el gobernador, son las que se necesitan, sin ver colores de partidos, ahora es la gente y su seguridad. Asi, con militares y policías federales,  se tiene un intenso movimiento en los municipios. Que bueno que se reaccionó de esta manera y los ciudadanos nos dimos cuenta que ya existen estrategias de rastreo a todo aquel delincuente que intente poner en riesgo la tranquilidad del Estado, que hay despliegue de elementos de la Marina, Militares y policías para acorralar a los delincuentes y evitar que logren su cometido. Sin duda que estas acciones son buenas señales de que hay interés permanente para garantizar la seguridad de lo que vivimos en Quintana Roo. El mensaje igual queda claro para todos, de que en esta administración no se dará tregua a los delincuentes para que la gente se sienta más segura y tranquila.

                                 A sus òrdenes como siempre, servidos amigos y amigas, lo saben, mientras yo tenga cosas que platicar las diré, pues es sano para todos estar en paz y tranquilos.
                               He visto que en muchos servidores públicos, no hay honestidad, hay mucha mentira y actos que llegan al pecado, asi que no estaría mal, que la jefa de personal del ayuntamiento, Olga Zepeda, sugiera a todos y todas las funcionarias, vayan a misa una vez por semana, a darse golpe de pecho y encauzar su buena vibra y su energía hacia el buen servicio y atención justa a la gente. O cuando menos en misa, encontrar el arrepentimiento de sus actos y el auto perdón. Es bueno hacerlo.
                         Orad, respetad al prójimo y dar tiempo para los enfermos y gente que está en las cárceles. Es digno trabajar y dar tiempo para cosas positivas que nos hagan sentir orgullosos seres humanos. Es justo y necesario, que Dios esté con Ustedes. Amén.

 

Lo mejor de

 

 

 

 

 

 

 

Los Países que más nos visitan

Facebook    Siguenos

La Opinión de hoy