Facebook Twitter RSS

Director General: Pedro Ricalde Arjona


Viernes, 24 de Mayo del 2019
Num. 1007

EL FARO 789

Amigos, mi genteee, aquí estamos para servirles.
               En el último rincón del país, en la bella isla del Caribe Mexicano, listos para reflexionar, balconear, criticar y hasta hacer pronósticos de lo que viene entre quienes decidieron chupar y vivir de la ubre gubernamental.
Orar y reflexionar, es una buena practica que debemos poner en juego. De verdad, en un lugar tan pequeño con tanta presión, esas cosas valen oro puro. Alejarse de lo turbio, acercarse a la espiritualidad. Estar con la familia, nos hace mejores y nos llena como humanos.
           Gracias al Farito, llegamos a puerto seguro. Desembarcamos y quedamos al pendiente. Salud a todos, a los que son alcohólicos, a los que están enfermos. Mucha Salud. En la isla de la paz, es justo y necesario la Solidaridad, en tiempo de tormentas y huracanes. Con la frente en alto y pensando en el prójimo. Aquí seguimos, con Dios y con ustedes queridos lectores. ¿Para qué queremos más?...

                  Una reunión a puerta cerrada, nos da otra óptica de lo que pasa con la marina Fonatur en Cozumel. Altas autoridades de FONATUR vinieron desde México a una junta muy privada con los representantes de los militares, navales y autoridades portuarias. En el D.F. se cuestionan ¿Por qué no se puede abrir la marina fonatur? ¿Qué impide que eso pase?. Llama la atención que a esta junta clave, no haya sido invitado ni Juan Carlos González de Fonatur en Q. Roo ni Roberto Marin de la APIM de Cozumel. Se puso interesante, pues las autoridades navales y militares dieron su punto de vista,  pero dejaron en claro que no es de su competencia. La responsabilidad quedó en la capitanía de puerto de Cozumel, quien igual confió que no sabe ni entiende porque no se abre ese resguardo maritimo. Se destacó que si se da la orden de abrir la marina, están en la mejor disposición para garantizar la seguridad ahí. Aclarado esto en la junta a puerta cerrada trascendió que uno de los puntos que traba y atrasa la apertura de la marina Fonatur, es que los lancheros no se han salido de la caleta y pronto empezarán a ejercer presión para que ya no estén ahí y ocupen un lugar en ese marina que nos ha costado un ojo de la cara. Esto no es nada más que cumplir el capricho al hotel “El presidente”, quien siempre se quiso quedar con la caleta para sus fines muy particulares y pisando las esperanzas de pescadores y lancheros que por generaciones han estado en la caleta natural. Este capítulo de la historia de Cozumel, apenas empieza. Hay amparos, hay demandas y eso no se borra fácilmente.




                   Todos saben que la playa “San Martin” es ultra peligrosa y que ahí han muerto y se han dado accidentes graves. Entonces ¿Por qué no la cierran?. No entendemos, esa playa no debe permanecer abierta. Ni modo, debe venir una decisión sin precedentes, pero no podemos seguir viendo como jóvenes, niños y turistas, se pasan a ahogar y seguimos arriesgando la imagen de Cozumel. Hay que aceptar que fue un error crear un balneario ahí. Una y otra vez hay ejemplos que piden a gritos que se cierre porque se ahogara más gente. De nada servirán carteles, lonas y advertencias, con el mar no se juega y lo estamos comprobando. Es más fácil y responsable cerrar esa playa, que destinar más salvavidas, porque nunca habrán suficientes para todos los bañistas. Los datos hablan por sí solos, en el 2013 se registraron 98 salvamentos de los cuales 92 fueron en playa “San Martin”. En 2014 se dieron 37 rescates a gente que se ahogaba y 27 fueron en esta peligrosa playa. Y en lo que va del 2015, se tienen 11 salvamentos todos en este balneario. No es ser pesimista ni “contreras”, pero si se sabe que ahí seguirá muriendo gente o accidentándose. ¿Es responsable mantenerla abierta?. Ahí viene la semana santa, el otro lado de la isla se atiborra de gente y turistas. El cuerpo de salvavidas se pone nervioso y están alertas, por lo que ahí pudiera pasar. Saben que no son suficientes elementos, no tienen mucho equipo ni recursos y así tienen que luchar con un balneario que ya tiene mala fama por lo peligroso y las vidas que se ha llevado con sus turbulentas aguas.



Alguien otra vez ha dejado correr en los pasillos de la Procuraduria de Justicia en Cozumel, que analizan cambios. No es coincidencia que hace unas  semanas,  haya venido a la isla, el sub procurador de justicia, Carlos Alvarez Escalera, pues quieren saber de cerca, que pasa con expedientes y denuncias de los Cozumeleños que no han avanzado. Hay interés de los jefes de Estela Tun Chan y de Angel Ramón Vázquez, por escudriñar su trabajo. El tema del robo de motos en Cozumel, les preocupa porque en lugar de disminuir esto aumenta y no se recuperan mucho de las motos extraviadas. Todo esto nos recuerda como llegó a Cozumel, la actual coordinadora de ministerios públicos, cuando en ese entonces, era coordinador de los ministerios públicos de la isla, Víctor Manuel Sánchez de los Santos, quien no estuvo en Cozumel, cuando hubo un ejecutado . Eso provocó que fuera removido y en su lugar, el procurador Armando García designó a Estela Tun Chan, quien se desempeñaba en la fiscalía de playa del Carmen. Desde ahí,  la nueva coordinadora llegó con una carga de trabajo importante. Se habló de que habia vicios en las mesas ministeriales que se tenían que corregir, se sospechaba de filtración de información hacia algunos abogados y pesaban acusaciones graves de corrupción contra algunos ministerios públicos, más el acentuado rezago de expedientes. Según, la nueva funcionaria conocía del tema penal por la labor que desarrollaba en Playa del Carmen, por lo tanto se debió conducir con estos principios de legalidad  y no tener privilegios sobre algunos abogados. Pero, ¿Qué ha cambiado desde ese entonces?. La Lic. Estela Tun llegó a un escenario diferente a lo que estaba acostumbrada a hacer, se le ha dado el beneficio de la duda y hay se le dio chance para que demuestre que vino comprometida a dar su mejor esfuerzo. En algo ha logrado extirpar cosas que se daban en la procuraduría, otras han sido difíciles, por los propios vicios de los empleados de gobierno. Desde Chetumal, se anticipan otros movimientos en las mesas ministeriales y en la policía judicial, esto siempre se ha dicho como rumor a ver que pasa. Los cambios siempre son importantes para evitar que se establezcan compromisos e intereses , en caso de darse ojalá las cosas mejoren en materia de procuración de justicia en Cozumel.

                         Alguien debe salir y explicarle a la población porque no hay y porque hacen falta policías en Cozumel. No solo porque es la duda y las platicas en cafés, el mercado, los parques y colonias, sino porque la sensación de que nos hemos quedado con menos policías , cunde entre la ciudadanía. Hoy por las nuevas reglas de seguridad en el país NO CUALQUIERA PUEDE SER POLICIA. Esto es el primer impedimento ya que todos los aspirantes o los que se “enlisten” para ser policías, tienen que ser evaluados ante el C-3  con pruebas de control y confianza y quien no pase su exámen no es aceptado. O lo que es peor, los policías de Cozumel que ya estaban adentro no pasaron su exámen y han tenido que darles de baja. Hay una cifra no agradable para la seguridad de Cozumel, en los últimos meses cerca de 40 policías han causado baja y no han sido sustituidos. La falta de policías se complica, pues ni con los cadetes se ha podido solucionar, porque tampoco ha ellos les han dado los resultados de sus exámenes de confianza. Se supone que en Cozumel habían más de 400 elementos policiacos, pero hay como 100 de esos, que cuidan a familiares de ex funcionarios y funcionarios activos. Mas los que se han jubilado, más los que se han portado mal, más los que han “tronado” el examen de confianza, pues aquí ya tenemos un tremendo problema. Hay que agilizar la contratación de policías, sino al ritmo que vamos, la ciudad se quedará a merced de los delincuentes.

                 Todo mundo se cuestionaba donde quedó Rudy Erosa Navarrete después del escándalo en el que se vio involucrado. El ex director  de protección civil, tuvo que pagar una factura que no era de él y terminó separado de su cargo. Y no era para menos, pues en el caso que le provocó tremenda demanda se dieron golpes, hasta machetes y empujones hubo de por medio. El ex funcionario tuvo que irse de Cozumel y enfrentar como civil esta demanda en su contra. El tiempo ha pasado y la autoridad como lo es la procuraduría de justicia, según sus agentes  del ministerio público, en el expediente NO ENCONTRARON elementos suficientes para consignar el caso ante el juez penal. Así que como se determino no ejercer la justicia en este asunto lo más seguro es que el expediente se cierre y ahí se quede. A menos de que la parte acusadora que por cierto igual se llama Rudy, sobrino de Gaspar Enaine “Capulina”, se inconforme y meta amparo y recursos de apelación. Pero por lo visto, por ahora Rudy Erosa Navarrete, ya la brincó pero el mal ya está hecho. El perdió su trabajo junto con otros elementos de bomberos y habría que ver, si ahora que no resultaron culpables, habría otra oportunidad para los bomberos suspendidos. De Rudy Erosa Navarrete, se dijo que siempre estaba en la lista de quienes pudieran ser directores de policía en Cozumel. Ya los tiempos son otros y los escenarios políticos pronto igual serán diferentes a ver sino Rudy en una de esas vuelve a aparecer.

                     Ya vimos que la próxima feria de “El Cedral” será bastante austera. El problema financiero del ayuntamiento está afectando muchas cosas pues no han podido salir adelante y eso obliga a recortar gastos  y limita el lucimiento de eventos a los que estábamos acostumbrados. Tan austera viene la celebración de “El Cedral” que serán menos días y no vemos en puerta un cartel de artistas atractivos. Eso si, por ganas no se para. Se ha visto al alcalde Fredy Marrufo Martin animado, con los ejidatarios y la limpieza y rescate del pobladito Maya al sur de la isla. Igual el nuevo oficial mayor Manuel Cota Becerra, como cabeza del comité organizador, se prepara, sube, baja, estira  el dinero para que al menos en la esencia de esta feria tradicional  no se falle. A quien deben cuidar y ponerle marcación  personal porque parece que esta salada y es imán de problemas, es a la fallida  directora de eventos especiales Arminda Villanueva Cárdenas. A esta funcionaria le ha pasado de todo con los electrocutados de las fiestas patrias, con los adornos de navidad, con las polémicas del carnaval y su mal gusto para escoger artistas para momentos importantes de Cozumel. En otros tiempos y con otras autoridades, hace rato que la hubieran cambiado, ante tanta falla y deslucimiento de eventos y esperamos que ya se haya dado “su limpia” para que no  meta la pata otra vez en el cedral 2015. Ya hemos dicho que la crisis se come todo, se lleva planes, desdibuja tradiciones, golpea esperanzas, aleja la posibilidad de traer buenos artistas. No hay que lamentarse. Hay que vivir el cedral y disfrutar el baile de cabeza de cochino, con los eventos religiosos y culturales. Si nos regalan un buen artista, que bueno. Si no, ¡Que viva la tradición!

                     Señores, amigas, gente y paisanos.
              Me cae que esto de convivir todas las semanas con ustedes me gusta, y saber que cuento con su amistad, me emociona.  Me relaja sentir, como mis dedos recorren las teclas de mi computadora, para dar vida a mis pensamientos,   más en mi ventana y cerca del mar. Otra semana que han quedado servidos.
                     No dejen de guiarse por la intensa luz de nuestro faro. Hay que creer en algo y en alguien. El ser humano es así. Que la tranquilidad y la paz cunda en los hogares Cozumeleños. Llegó el tiempo de guardar y estar listos para ser solidarios, por aquello del calor y los benditos huracanes.
                 Regocijo y descanso. La biblia lo sugiere. Amén.    
 

Lo mejor de

 

 

 

 

 

 

 

Los Países que más nos visitan

Facebook    Siguenos

La Opinión de hoy