Facebook Twitter RSS

Director General: Pedro Ricalde Arjona


Sábado, 17 de Agosto del 2019
Num. 1007

EL CENTRO: CONSTRUCCIONES O POLÍTICAS PÚBLICAS.


Andamios.
Hoy ante un centro desdibujado por remodelaciones trieniales donde solo queda el centenario y mudo testigo reloj publico que se resiste estoicamente al paso del tiempo, teniendo a sus pies el extinto parque “Benito Juárez” que a perdido su esencia para convertirse en “plaza Juárez”, pues albergara en su ceno un edificio comercial, surgen alguna interrogantes: ¿Por qué si el centro después de la zona hotelera tiene los impuestos locales más altos en predial, basura, licencias, anuncios, usos de suelo, etc.  No ha vuelto al área su vitalidad económica y no logra convertirse como en otras ciudades en un lugar de convivencia y consumo con imagen limpieza y seguridad que invite al turista a volver y al local a quedarse al regreso a casa, lo que algunos llaman “el recorrido inverso al trabajo” y en vez de esto expulsa gente y negocios a su periferia teniendo condiciones propicias para el comercio mixto y calles amplias para el tráfico peatonal y vehicular? ¿Será porque tal vez sin darnos cuenta se a convertido en experimento de un modelo urbanístico sin políticas públicas definidas por funcionarios atados a intereses económicos y reos del anacrónico populismo que genera un efecto inverso por la falta de visión en la prioridades? Tal vez por ello impulsar la reactivación económica del centro debe ya de pasar de proyectos fraccionados o de buenas intenciones a un plan serio de evaluación de pérdidas y ganancias impulsado por el sector privado a través de sus cámaras y consejos empresariales dejando un poco atrás el oficialismo exacerbado que los hace, a veces perder credibilidad y afiliados.
Mañana el centro lucirá un nuevo maquillaje pero ¿Seguirá la seguridad y la información turística en manos de los enganchadores? Pues parece que muy poco podrán hacer 5 policías turísticos de a pie cuando en otro tiempo fueron 25 Policletos ¿Permanecerán los  ambulantes alrededor del parque o se negociara su salida con locales de Plaza del Sol? ¿Se actualizará un proyecto de señalamientos peatonales, viales y de servicios en los accesos principales como la décima avenida que hoy es un autopista? ¿Se capitalizará el proyecto vial de la primera Sur para replicarlo en sus calles aledañas y por qué no,  tal vez en el malecón? ¿Seguirá permitiendo el Ayuntamiento seguir siendo rehén de las rentadoras que se han apropiado de las calles a través de funcionarios con intereses económicos o ilegalidades consentidas? ¿Y la fisonomía urbana que debe de ir de la mano con la remodelación, hasta cuándo?. Hay una lista interminable para una disyuntiva, superar la crisis de empobrecimiento urbano y comercial o hacerlo más fácil, dejar las cosas como hasta ayer, en la continuidad de la inercia y seguir creyendo que la economía volverá edificando, lo cual es una percepción incompleta, pues los edificios solo transforman la imagen pero no sacan de su decadencia a los lugares, pues estos solo son una consecuencia de sus éxitos, no su causa, si así fuera la remodelación de “Plaza del Sol”; “PAMA”, “Centro comercial JOAQUIN” y sus calles peatonales ya hubieran mostrado sus beneficios, pero también hay que decirlo el centro de Cozumel ha sido cuna de gobernadores y presidentes municipales, ahí nacieron, pero no ha sido la política la que ha determinado su destino, ha sido el turismo y su rescate no se hará a través de la nada, es tarea de todos, porque el centro y su turismo es sustento de muchos como también el reto de la nueva clase política es demostrar que pueden generar no solo deudas, sino prosperidad con políticas públicas de convivencia, pues son las personas y no los edificios los que determinan el éxito de una ciudad.
 

Lo mejor de

 

 

 

 

 

 

 

Los Países que más nos visitan

Facebook    Siguenos

La Opinión de hoy